Filtro Biológico

Aguas residuales: Filtro Biologico



El filtro biológico es un sistema mixto anaerobio y aerobio no forzado para la depuración de las aguas residuales de viviendas.

El filtro biológico para aguas residuales se compone de una sedimentación primaria con digestión anaerobia de fangos, seguido de un tratamiento mediante un filtro biológico.
El rendimiento de depuración está entorno al 80% - 90%. Ideal para tratar las aguas en instalaciones en las que no precise gran calidad de vertido. El resultado del proceso es un agua no apta para riego ni vertido a cauce público.

Las aguas residuales, al llegar a la depuradora, primero pasan por el decantador digestor que realiza la sedimentación primaria y la digestión de fangos, donde las bacterias anaerobias degradan la materia orgánica, descomponiendo los sólidos. Las aguas claras pasan por el filtro biológico a través de una tubería que distribuye las aguas claras sobre el material filtrante, donde las bacterias aerobias siguen depurando el agua de los restos orgánicos y la dejan en óptimas condiciones.

Soluciones robustas, prácticas, de fácil colocación y mantenimiento simple.

Mayor capacidad de depuración y retención de sólidos debido al relleno biológico instalado.

Esquema instalacion filtro biologico de aguas residuales



VENTAJAS

La RESISTENCIA a los productos agresivos es prácticamente total. Además están aditivados anti-U.V.

Su MANTENIMIENTO ES MINIMO.

SIN RUIDOS.

Se instala enterrado en superficie, por lo que NO OCUPA ESPACIO.

FACIL INSTALACION.